Es prácticamente imposible erradicar al Aedes aegypti, dice investigadora

20170130

Presidente da Fundação Oswaldo Cruz, Nísia Trindade

Nísia Trindade, presidenta de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz)Peter Ilicciev/Fiocruz 

Es prácticamente imposible erradicar al Aedes aegypti, mosquito transmisor del dengue, zika, chikungunya y también de la fiebre amarilla. Así lo afirmó este martes (31) la presidenta de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), la Dra. Nísia Trindade, durante un seminario sobre la fiebre amarilla y la monitorización de primates en territorio fluminense realizado en la propia fundación.

“El combate al Aedes es quizás el mayor desafío de la salud pública, ya que existe una serie de acciones que deberían llevarse a cabo para que ese combate fuera realmente eficiente y lográramos erradicar el vector de esas enfermedades. Hoy día es prácticamente imposible eliminarlo”, dijo Trindade.

“Es por esa razón que estamos aquí hablando del control de enfermedades endémicas, políticas sistemáticas de monitorización, etc. El verano es la ocasión perfecta para la reproducción de ese insecto, pero el combate debe continuar durante todo el año, para monitorizar globalmente la salud, tanto la de seres humanos como la de los animales, ya que los monos son parte del ciclo silvestre de transmisión de la fiebre amarilla”, agregó.

Fiebre amarilla

En lo que respecta a la fiebre amarilla, Trindade trató de tranquilizar a la población. “Es importante resaltar que no es hora para desesperarse. Tenemos suficiente vacuna para administrársela a quienes la necesitan, y a los que no la necesitan les pido, por favor, que no la tomen, pues estarán quitándola del público objetivo”, destacó.

Alexandre Chieppe, subsecretario de Vigilancia de Salud del Estado de Río de Janeiro, remarcó que no hay en el estado ningún indicio de la enfermedad, aunque subrayó que las autoridades están atentas al problema.

“Por supuesto estamos en alerta, ya que uno de nuestros estados vecinos está experimentando un brote de la enfermedad. Sin embargo, en el nuestro no hay ningún indicio de la fiebre amarilla”, destacó.

“Lo que estamos llevando a cabo son acciones de prevención, como un cinturón de vacunas en ciudades ubicadas en la frontera con Minas Gerais. También estamos ofreciendo el medicamento a quienes viajarán a Minas Gerais con un plazo de 10 días de antelación. Tenemos suficiente vacuna para cubrir toda esa demanda”.

Traducción: Lucas Magdiel

Be the first to comment

Leave a Reply

Seu e-mail não será publicado.


*